¿TE CUESTA VERLAS?

Quizá te encuentras en un momento de inquietud en el que sientes que las circunstancias te empujan, sin saber dónde y que te llevan a cambios que no has elegido. Puede que estés pensando que has perdido el control de tu vida y que todo por lo que te has esforzado, se derrumba como si fuera un castillo de naipes.

A mi me ocurrió y si en ese momento alguien me hubiera hablado de las oportunidades que se me abrían o si hubieran insinuado que podía volar, creo que me hubiera sentido absolutamente incomprendida. Me hubiera enfadado mucho y habría pensado “Qué fácil se ven los problemas de los demás”. Ahora sé que es posible.

Con esto no quiero minimizar tu momento vital, lo que te está pasando, sino que sepas que yo también he pasado por ahí, por esas emociones. Y de ahí nace restauradora de alas, de mi propia experiencia, del aprendizaje a recuperar la confianza en mi, en mi entorno y en la vida. Con altibajos, con apoyo y sobre todo, con paciencia.

En este tiempo he aprendido que si quiero disponer de más recursos para llevar las riendas de mi vida, es fundamental sentirme esuchada y escuchar a otros que buscan rehacer sus alas o darles nuevos colores.