Entrar en el mundo del otro

Entrar en el mundo del otro

Siempre estás en las nubes, le dicen todos. ¿Y cómo no irse a su propio mundo, aquél en el que puede sentarse en la luna y comunicarse con seres que le escuchan y le comprenden, en vez de tener que soportar toda la violencia, toda la agresividad de su alrededor?...