ACERCA DE MÍ

Hablar de mi, en frío, no me resulta sencillo. Veremos qué sale 😉

Me apasiona escuchar, me llena de ilusión y de alegría que otros quieran contarme. Siento gratitud por la confianza que me muestran. Y en esa escucha también me encuentro. Me encuentro en la comunión con el otro, en comprender sus inquietudes, sus dudas me ayudan a preguntarme, sus afirmaciones me devuelven arendizajes y a veces, mientras escucho, hasta se me pone la cara de pensar, como dice un amigo mio. ¡Qué interesante! ¡Qué poderoso! Valoro y agradezco compartir desde el corazón, con apertura.

Creo en el poder sanador de las palabras y también de los abrazos. Creo que cuando podemos poner palabras a lo que nos pasa, estamos dispuestos a transformarnos, a encontrar lo que nos hace felices e ir a por ello. Cada uno a su forma, a su ritmo. ¿Será por eso que escribo?

Comencé a escribir cuando pude empezar a re-encontrar un sentido a mi vida, después de haberme quebrado, como cuando te dicen: “Deja la herida sin tapar para que le dé el aire y así se curará antes“. Esos remiendos y cicatrices me recuerdan mi fragilidad y me hacen sentir una enorme ternura ante las dificultades de los otros.

Agradezco a mis maestros de coaching, de reiki, de consciencia corporal, mi aprendizaje de distinciones que me permiten ser una nueva observadora del mundo exterior y también del interior, claro. Para mí, fue posible. En movimiento, con honestidad, respetando mis tempos, admitiendo mis propias contradicciones, porque somos dinámicos y en permanente cambio.

Si quieres que nos conozcamos más, que volemos juntos, puedes ir explorando por aquí o si lo deseas, puedes contactar conmigo.