Quién podría expresar
cómo un corazón sereno y en calma
puede escuchar y nada más.

Nada que decir, nada que hacer,
nada sino estar siendo.

Puede parecer simple, obvio
y hasta insípido
pero me quedo con abrazar la paz
y sentir el latido de mi corazón.